Los conocidos como microinfluencers, personas con menos de 10.000 seguidores, y macroinfluencers, menos de 100.000 seguidores, resultan especialmente interesantes para las marcas porque la tasa de interacción con su público es mucho mayor.

Por qué debería una marca confiar en un ‘microinfluencer’

cincodias.elpais.com